Tierras gratis para poblar regiones en Canadá ¡Una política que podría beneficiarte!

Ante la necesidad de poblar áreas de esta vasta nación, algunas municipalidades y gobiernos provinciales recurren actualmente a esa antigua política de dar “tierras gratis” a quienes deseen instalarse en zonas despobladas, con el compromiso de construir sus casas y establecerse en esas regiones.

 

Desde 1930 el gobierno canadiense dejó de entregar tierras del Estado a sus pobladores, una política que hasta entonces sirvió, en gran medida, para levantar pueblos y ciudades en el extenso territorio canadiense.

Pero para sorpresa y beneficio de muchos, hay algunas municipalidades que aún llevan a cabo esta política. Como es bien sabido, la mayoría de la población canadiense vive a 100 km al norte de la frontera con Estados Unidos y existen regiones como en Yukón, por ejemplo, donde la presencia humana es muy baja. Este territorio tiene una población de 33.897 habitantes.

En Quebec, por ejemplo, esta política viene empleándose desde 2013 en Saint-Louis-de-Blandford, una comunidad ubicada a una hora al suroeste de Quebec y que cuenta con una población de 900 residentes.

Para proporcionar las “tierras gratis”, las autoridades municipales compraron un sector y lo dividieron en 40 lotes, un terreno que puede alcanzar hasta 510 metros cuadrados.

El requisito en el caso de este pueblo quebequense consiste en dar una cuota inicial de 1.000 dólares por el terreno. El compromiso es que en un año se deberá construir una casa que será valorada en 125.000 dólares.Una vez terminada la construcción, la municipalidad devuelve los 1.000 dólares de inicial.

En Manitoba también existen políticas similares, pero el precio de la inicial puede ser de hasta sólo 10 dólares. Este es el caso de Reston, ubicado al suroeste de la provincia, donde todavía hay seis terrenos disponibles de 24 que se ofrecieron. Recientemente, la medida se ha extendido a zonas rurales como Pipestone y Sinclair.

La política ha permitido aumentar en 10% la población, gracias a que se instalaron en el lugar 50 personas. Un aumento importante para un pueblo que tiene 500 habitantes.

Otros pequeños pueblos de Saskatchewan también han adoptado esta medida y muchos otros que cuentan con pocos habitantes han anunciado que es posible que la activen en el futuro cercano.

Puede no ser una buena estrategia…

Bill Reimer, profesor de Concordia, dijo a la Presse Canadienne que el dar terrenos gratis puede que no sea la mejor estrategia a aplicar por estas pequeñas municipalidades, argumentando que los ingresos que se obtienen por impuestos a la propiedad que pagan los nuevos residentes generalmente no son suficientes para cubrir los costos que generaría un pueblo más grande, como la construcción de carreteras, servicios y personal municipal.

La medida “termina costando más a las comunidades de lo que ésta les da”, advirtió, agregando que la clave está es en atraer empresarios al lugar, de tal manera que se impulse la economía local.

Para mayor información ingrese aquí.

You may also like...