Secretos para casarse con un canadiense

matrimonio entre diferentes culturas es una manera de enriquecer a cualquier país, nuevas costumbres, formas de ver el mundo, conocimientos, etc. Hacen que un matrimonio entre diferentes nacionalidades enriquezcan al territorio; el canadiense más que nadie es abierto a este tipo de relaciones.

 

Podemos decir, sin lugar a equivocarnos, que el canadiense es “open mind”, usted puede encontrar todo tipo de combinaciones étnicas en las relaciones de parejas.

Usted podría pasearse por las calles de Montreal y ver una exuberante rubia con un moreno atlántico o, así mismo, una canadiense de origen chino con un latino.

Lo mismo sucede en Vancouver, Calgary, Toronto, etc., el pluriculturalismo no solamente llegó a las escuelas sino que en los hogares es regla general.

En Montreal hay un famoso mecánico, proveniente de Cali Colombia, con su esposa una dama canadiense francesa quien habla con una facilidad el español que nadie podría imaginar que no es latina.

Cuando le preguntamos qué fue lo que más se le dificultó aprender de la cultura de su esposo, sin dudarlo nos dijo la cocina: “a mi esposo le gusta la arepa al desayuno”.

 

Llevan 20 años felizmente casados

El video que a continuación puede ver es una pareja entre un hombre nacido en Quebec   y una señoora de origen colombiano celebrando su primer año.

 

 

Estos son los secretos para una relación con un canadiense.

 

– Sea puntual, el canadiense nunca hace esperar más de 15 minutos.

– Pida cita, aunque sea su novio o novia avise con antelación su visita. Por lo general el canadiense agenda su vida y es poco cómodo para ellos que alguien llegue inesperadamente.

– Las salidas son a la canadiense, aquí­ todo el mundo tiene trabajo por lo tanto es común que cada uno pague su cuenta, no como en Latinoamérica que sólo el hombre paga.

– No llame más de dos veces al día; en nuestros países muchas llamadas significan amor, en Canadá simplemente son un fastidio, se le está invadiendo el espacio a la persona.

– Mente abierta, es cierto que nuestra cultura, comida y demás son muy buenas y variadas, pero el canadiense te va a almorzar a un restaurante Tailandés, Filipino o cualquier otro; no le gusta encasillarse.

– Ellos se divierten bailando cualquier música, haciendo deportes, debes estar listo para aprender. Sé deportista, el canadiense ama el deporte, practica Ski, natación, acampar, etc.

Siempre joven, un canadiense de 50 años tiene la misma actividad de una persona latina de 30; usted debe estar preparado para disfrutar la vida como un niño.

En cuanto al amor ¡no más es no más! Cuando uno   dice en nuestros países “se acabó” significa “llámame”. Pero el mejor consejo sea honesto, los canadienses lo son.

You may also like...