Entra en vigencia ley para acelerar la deportación de inmigrantes que cometan crímenes en Canadá

El Parlamento de Canadá levantó su sesión por el verano en medio de escándalos y fuertes debates, sobre todo por el escándalo de gastos de varios senadores.

En medio del cruce de palabras el Gobierno Federal partió de vacaciones no sin antes terminar el proceso de varias leyes.

Uno de esos proyectos que recibieron en consentimiento Real fue la ley C-43, que reforma el Acta de Inmigración y Refugio de Canadá con la intención de atacar los casos de inmigrantes que cometen crímenes en el país.

“Nuestro gobierno conservado ha seguido a paso su compromiso por mantener a las familias canadienses más seguras, al cerrar todos los huecos y frenar las interminables audiencias utilizadas por peligrosos criminales extranjeros para retrasar su deportación, tiempo durante el cual podían cometer más crímenes”, señaló el ministro de Inmigración, Jason Kenney, en un comunicado.

La nueva ley reforma varios de los parámetros para que una persona sea declarada inadmisible en Canadá, así como también limita la capacidad de una persona que cometió un crimen en Canadá de obtener una audiencia para tratar de permanecer en el país.

Otro punto que ha sido fuertemente criticado es que la nueva ley otorga al ministro de Inmigraciónvarios poderes para determinar qué personas no son admisibles en Canadá.

Por ejemplo, a partir de ahora, los inmigrantes que tengan orden de deportación y hayan cometido un crimen con sentencia de al menos seis meses de prisión no podrán apelar su deportación.

Hasta ayer, esto aplicaba solo a los criminales sentenciados a mínimo dos años de prisión.

Los partidos de oposición, el NPD y los liberales, votaron en contra de la legislación, calificándola como represiva hacia los inmigrantes, además que criticaron la gran cantidad de poder que otorga al ministro.

Esta opinión fue rechazada por el encargado de las políticas migratorias en la actualidad. “Desafortunadamente no podemos contar con los liberales y el NPD para estos esfuerzos al tiempo que ponen cada vez los intereses de los criminales por delante de los derechos de las víctimas y los canadienses que acatan la ley”, criticó el ministro Kenney.

El Gobierno Federal dice que esta legislación era necesaria para evitar casos como el del oficial Todd Baylis, quien fue asesinado en 1996 durante una operación para desmontar una red de narcotráfico que lideraba el jamaiquino Clinton Gayle, quien tenía orden de deportación pero permanecía en el país gracias a las numerosas apelaciones que había logrado hacer.

Para ver todo el texto de la ley haga click aquí

Fuente: Nocias Montreal

You may also like...

Comments are closed.