Dos argumentos para la residencia permanente

Dos argumentos para la residencia permanente

En Canadá, muchos demandantes de refugio rechazados hacen sus últimos intentos para obtener su legalidad el paí­s.  Los dos intentos más utilizados son la petición de residencia permanente por consideraciones humanitarias, y la evaluación des riesgos antes del retorno.

Pero esos procedimientos no están reservados únicamente para demandantes de refugio rechazados.  Un residente permanente que recibe una medida de reenvió también tiene derecho de usar de esos procedimientos como última apelación a las autoridades de Inmigración Canadá.

La petición de residencia permanente por consideraciones humanitarias es una excepción en la ley que permite a uno pedir la residencia dentro de las fronteras canadienses en lugar de hacerlo desde su paí­s de origen como le prescribe la ley.

Para lograr tal petición, hay que demostrar argumentos favorables e excepcionales para convencer un agente de inmigración que a pesar de un cierto nivel de ilegalidad, la persona merece quedarse en Canadá y recibir la residencia del paí­s.  Consecuencias como la separación de una familia o de los padres de sus niños nacidos en Canadá son criterios de los agentes deben evaluar.

Pero, como se trata de una excepción en la ley, esas decisiones puedes ser muy arbitrarias.  La norma es salir del país para pedir la residencia.

También, sin tomar en cuenta la situación de una persona en Canadá, o de las razones por las cuales las autoridades la quieren expulsar del paí­s, hay la posibilidad de hacer una evaluación de riesgos antes del retorno.  Eso significa que el demandante tiene que demostrar que hay un riesgo serio a su seguridad o a su vida si retorna a su país.

Aunque unos demandantes de refugio no logran demostrar una persecución bajo las categorías del Convenio de Ginebra (raza, genero, religión, ideas polí­ticas, o grupo social), es posible demostrar que a pesar de eso, su vida está en peligro y que no puede retornar a su paí­s de origen.

Lo últimos cambios legislativos han limitado mucho la posibilidad para demandantes de refugio rechazados presentar peticiones por consideraciones humanitarias.

También, si un tribunal de inmigración no otorga credibilidad a un testimonio sobre el riesgo a la vida o a la seguridad personal, puede ser más difí­cil obtener una decisión favorable de la evaluación de riesgos antes del retorno. En ambos situaciones no se puede disminuir la importancia de una buena preparación y pruebas fuertes para avanzar el caso.

You may also like...

Comments are closed.