Conoce cómo conservar tu residencia permanente o ciudadanía en Canadá

Conoce cómo conservar tu residencia permanente o ciudadanía en Canadá

El requisito esencial para ser un residente permanente es cumplir a cabalidad la Ley de inmigración y refugio.

Obtener una residencia permanente o la ciudadanía canadiense es todo un logro para los inmigrantes, ya que para poder aplicar deben cumplir todos los requisitos que les exigen los agentes de inmigración durante el proceso de tramitación, el cual puede durar hasta cinco años o más.

Una vez que el solicitante adquiere su residencia o ciudadanía canadiense comienza a disfrutar de prácticamente todos los beneficios que ofrece el Gobierno de Canadá. El requisito esencial para ser un residente permanente es cumplir a cabalidad la Ley de inmigración y refugio.

De acuerdo al artículo 28 de la citada legislación, el residente debe cumplir la obligación de residencia, esto quiere decir que una vez que el solicitante llegue a Canadá, debe permanecer en el país al menos 730 días (dos años), durante un período de cinco años consecutivos, calculados a partir de la obtención o renovación del permiso de residencia permanente.

Es importante destacar que aunque el solicitante puede salir del país durante los cinco años, ya sea para viajar, trabajar o vivir en el extranjero, una vez regresa a su casa debe demostrar que ha residido en Canadá por lo menos 730 días. De igual manera, este periodo se le contará como obligatorio para renovar su tarjeta de residencia permanente.

Otro punto primordial es que si la persona ya posee su tarjeta o certificado de residencia permanente, esto no la excusa de la obligación de residencia, por lo que al volver del extranjero éste debe someterse a una revisión por parte de un funcionario de inmigración para verificar que cumpla con el requisito de residencia, pese a que la expiración de la tarjeta de residente o del período de cinco años aún le queden varios meses.

El residente permanente debe tomar en cuenta que no puede ausentarse tanto tiempo de Canadá. Algunos que creen ser más astutos que el sistema, han optado por salir y volver sólo unos meses antes de la expiración de la tarjeta para renovar, pero, a su llegada se les prohíbe el ingreso porque no cumplen con el requisito de residencia adjunta a su estatus.

En cuanto a la solicitud de la ciudadanía, el residente deberá estar presente en Canadá por lo menos cuatro años (1.460 días) sobre los seis años anteriores a su solicitud; por tanto el residente deberá estar presente durante al menos 183 días al año en el transcurso de cuatro años.

En lo que respecta a la perdida de la ciudadanía, el Gobierno de Canadá establece que las personas que realicen traición a la patria, terrorismo, espionaje o actos criminales, pueden perder su ciudadanía canadiense, incluso si son ciudadanos naturalizados o nacidos en el país con otra nacionalidad adicional; por tanto no podrán conservar la ciudadanía de por vida.

You may also like...